“Quiero un volante chiquito nomás, que tenga esto, esto y esto…

Imagen

Muchas veces nosotros mismos, como empresarios, negociantes o dueños de un negocio, creamos a un cliente insatisfecho por varias razones: por el precio un tanto caro, por el producto que no lo vale, por la atención interesada (odio a ese mozo que me obligaba a dejarle propina si no fuera por la riquisisísisma ensalada que ofrecen….), por el mozo del mostrador que acosaba con la mirada a mi abuela (eso me lo contó un día cuando lo convirtió en mi abuelo)….en fin…

Pero una de las razones es porque entregamos un volante mal hecho…si, si, ese papelito en tamaño A4, A5 y hasta A6, donde pones todo lo referente a tu negocio…y a veces, literalmente queremos poner TODO…

…y le echamos la culpa al diseñador porque siempre al final, ese volante nunca nos gustó.

Y es que a veces cometemos el error de “orientar” al diseñador sobre cómo debe hacer su trabajo. Y aquí DEBES aprender una cosa: Existen dos tipos de diseñadores que nacen en el mismo momento que lo contratas:

1 El que te escuchará atentamente y a todo te dirá que si, si, si, si y después ok, ok, ok….

2 El que te escucha y en cada momento te sugiere algo, te dice la verdad, te abre la mente para otras cosas.

Mi consejo es que SIEMPRE evites al primero…a menos que tengas la IDEA BIEN DEFINIDA.

Trata SIEMPRE de conseguir un Diseñador o creativo que te presente esquemas distintos y apropiados para tu negocio. Y es que a veces un volante marca la diferencia entre un cliente satisfecho y uno insatisfecho.

Realizar un volante no es difícil, pero tampoco sencillo. Participan un conjunto de elementos que permitirá llegar al cliente tal como tú lo deseas: por el producto que deseas mostrar, por el color relacionado a una fecha especial (el Halloween te dice algo?), por la oferta de los precios (eso si, lo más grande que puedas), etc. Pero jamás debes poner TODOS estos elementos en un mismo tamaño y proporción porque en vez de darle un volante a tu cliente, le estás dando una pastilla para dormir, ya que el aburrimiento es casi, casi, casi inevitable.

Primero debes escoger qué (y te lo repito: qué) elemento vas a resaltar para darle importancia a la hora de la lectura. Ese elemento es el que va a enganchar al cliente con el volante y luego percibirá una ligera curiosidad que tú (y tu diseñador, obviamente) reforzarás con el color, o ese texto de promoción, o ese precio que está super archi mega rebajado. La idea es que TU CLIENTE no se aburra con la lectura, vamos, no se la pongas difícil. El volante mientras MENOS TEXTO tenga, MEJOR quedará en la mente del cliente. Claro, que existen excepciones que cumplen otra función, lo que me permito recordarte que existen dos tipos de publicidad:

1 PUBLICIDAD INFORMATIVA…si, esa que viene dentro de los periódicos un domingo y bazinga! tienes un catálogo de un supermercado ofreciendo precios y productos. O ese volante que viene en 8 partes para que desgloses y, tienes un cupón para pedir el pollito de tu elección, otro cupón para dos personas (si terminaste con tu pareja también te vale), otro cupón que depositas con tus datos y entras a un concurso de….una pieza adicional!!….y es que este tipo de publicidad es directa, no se anda con rodeos y te ofrece las cosas rápidas y precisas. Lo tomas o lo dejas.

2 PUBLICIDAD MÁGICA…y, la llamo así porque la magia está en la forma cómo engancho al cliente para la lectura. Puedo usar el color, un slogan, una pregunta que deje al cliente pensando y tratando de hurgar por todo el volante para encontrar el final de la historia. Este tipo de publicidad se basa, en general, por menos texto y más imagen. A veces, un slogan te obliga a leer todo un diseño. Una publicidad con un poco de humor también es muy efectiva (y pocas veces usada). Pero no hablamos de un afiche, ni de un banner….me refiero al volante.

Y es que debemos decirle a nuestro diseñador que lo importante es que cautivemos al cliente, pero que NO QUEREMOS UN VOLANTE BONITO, de esos volantes que están tan hermosamente decorados que parecen la Gioconda: una obra de arte, pero que al final, NO VENDE…..te lo repito: ¡¡¡NO VENDE!!!… No mi estimado lector, lo que necesitas es un volante QUE OBLIGUE AL CLIENTE A ENTRAR.

Y diversos tipos de volantes llegan a nuestras manos. Y qué hacemos?…de primera decimos que feo o leemos las primeras tres líneas para saber de qué se trata? Aquí unos ejemplos…

Este volante abarca mucho y poco aprieta… todos los elementos tienen el mismo peso y no se enfoca en su punto más fuerte. No gusta:

Imagen

Este volante no sólo comete el error del volante anterior, sino que no existe una armonía del color, ya que el texto y la imagen se confunden y obligan al lector a esforzarse más en leer. Como sabemos, el cliente siempre será flojo para leer lo que no le interesa. No gusta:

Imagen

Este volante es muy práctico y directo. También está orientado a un público que conoce el formato y sabe que este tipo de publicidad trae buenas ofertas…u obsequios por la compra. Más que poner énfasis en el color, se opta por las promociones y el descuento. Si gusta:

Imagen

Este volante opta por la técnica del “menos texto y mejor claridad” y a pesar de ser informativa ofrece una publicidad agradable a la vista siendo concreta, concisa y precisa. Si gusta:

Imagen

Anuncios

¿Cuál es el tipo de cliente que me conviene para mi negocio?…

Muchas veces nos topamos con clientes de diferente mentalidad, de diferentes gustos, de diferentes lugares….y por esa gran variedad de clientes, a un negociante -cuyo nombre se perdió en la historia de los que hacían empresa- inventó la frase: “El Cliente siempre tiene la Razón”…….

Ok, ok, pero…¿cuál es el tipo de cliente que me conviene para mi negocio?

Imagen

….¿Cómo puedo reconocer a ese cliente y no perderlo nunca más?

………..mmm……antes de responder eso, vamos a analizar un poco y reconocer algunos tipos de clientes. Algunos describen 4 tipos. Otros describen 5 tipos de clientes.

Tratemos de conocer 5 tipos de clientes que alguna vez hemos visto pasar por nuestro negocio o lo hemos tenido frente a frente a ofrecerle algún servicio:

1.- LOS CLIENTES CURIOSOS

son los clientes menos rentables y más frecuentes, ya que a veces ellos mismos no están seguros de qué comprar. Ellos suelen visitar las tiendas para ver lo último de la moda, lo nuevo recién llegado, lo que está de promoción….y hasta lo que le vieron al vecino -así alimentan la curiosidad de saber cuánto le costó- y si él también lo puede conseguir…

¿LO PUEDO CONQUISTAR?

La respuesta es SI. La mayor ventaja que podemos tener de esos clientes es SU CURIOSIDAD. Sugiero dos armas: La VARIEDAD de productos que ofrecerás y la ATENCIÓN PERONALIZADA….porque no esperes venderle nada a la primera…debes aguardar a que tus armas logren que tu cliente regrese por las bondades que le dijiste y porque no lo presionaste descaradamente…y hasta venga acompañado de otro interesado.

2.- LOS CLIENTES EXACTOS

Son los clientes que vienen por un producto o servicio exacto. Fijo. Constante.

Ellos a menudo saben lo que quieren y ni su abuelita lo va a convencer de cambiar tal o cual estilo. Son clientes que vendrán cada vez que necesiten comprar y nada más, no se dan vueltas ni se demoran a la hora de comprar. Lo malo es que su visita es esporádica en la mayoría de los casos.

¿LO PUEDO CONQUISTAR?

Por supuesto. Lo primero que debemos pensar antes de venderle algo es hacer que no cambie de lugar, que sienta que ese es el lugar donde el trato es diferente: rápido y directo…..pero…..

Aquí es donde nuestra paciencia es la mejor virtud (gracias abuelita), y nuestra estrategia de ventas se centra en ofrecerle una PEQUEÑA VARIEDAD (para empezar) de alternativas estructuradas en promociones, muestra gratis, cupones de descuento, etc. Esto le dará a nuestro cliente insatisfecho una gama de alternativas que a mediano plazo podría optar por otro producto que lo haga venir de manera más seguida…total, tiene derecho a que lo traten como un rey no?…

3.- LOS CLIENTES CON DESCUENTITO

…Son potenciales. En su mayoría invadido por el público femenino. Están pendientes siempre del descuentito de la semana, de la promoción 2×1, del llévate 6 y paga 7, del Martes ofertón, del viernes de Locura…. definitivamente es un público frecuente.

¿LO PUEDO CONQUISTAR?

Repito: promoción 2×1, llévate 6 y paga 7, Martes ofertón, Viernes de  locura… Aquí es donde te sugiero leer mis artículos anteriores acerca de una buena publicidad, de un diseño que cautive a tu cliente insatisfecho. La palabra PUBLICIDAD es muy importante en este tipo de cliente porque todo se mueve alrededor de un folleto, de un volante, de un comercial, de un slogan radial. Pero no siempre tienes que gastar en anuncios costosos. Si tienes algunos clientes ganados, deberías pensar en la opción de mandarles un mail de tus promociones semanales, por ejemplo. Así tu cliente estará enterado de tus novedades aunque tengas una tiendita en la esquina.

4.- LOS CLIENTES IMPULSIVOS

Muchas veces cuando entro a un supermercado, me dan ganas de comprar algo, cualquier cosa. Por suerte está mi esposa que me controla ese ímpetu (previa confiscación de mi tarjeta) y aprendo a controlarme…..pero el cliente impulsivo por lo general está ahi, dispuesto a comprar lo que sea, lo que le agrade, lo que le hicieron probar…felizmente nunca estará satisfecho.

Es que, vuelvo a repetir, la atención personalizada cobra más importancia en este tipo de cliente:

No sabemos sus gustos, pero podemos orientarlo.

No sabemos que quiere, pero podemos ofrecerle “la oferta del día”.

No sabemos si regresará, pero podemos darle una excelente atención esperando verlo de nuevo…(qué te parece un cupón de descuento del día siguiente o para este fin de semana?…así le damos tiempo para que se relaje en su futura visita…)

5.- LOS CLIENTES LEALES

estos tipos de clientes son los que te ganaste con el sudor de tu frente…………..y la sonrisa de la anfitriona. Son menos en número pero que más quisiéramos que la lista crezca. 

Definitivamente son los que están completamente satisfechos. Estos clientes son parte de nosotros y por lo tanto es importante y vital interactuar con ellos, por lo que debemos invertir mucho tiempo y esfuerzo con ellos. Los clientes leales quieren llamar la atención individual y exige respuestas corteses y respetuosas de ti. A ellos debes dedicarte con entusiasmo y no perder esa visión que aprendes en la jungla de cemento: “Un cliente bien atendido es una publicidad viviente de tu negocio”

Existen estrategias de marketing, fidelización, campañas, etc. que permiten entre tú y tu cliente insatisfecho una relación familiar (no hay nada como sentirse de la familia) que los une más. La atención personalizada es no sólo una herramienta, sino una filosofía de vida para mantener a nuestros clientes contentos y satisfechos…

 

Si no que lo diga mi hija que todos los sábados va donde la tienda de la Esther por ese keke que viene con su “yapita” y unas figuritas de su ídolo favorito…

Algunos Logotipos mal elaborados…

Es cierto, siempre recordamos que un logotipo no debe ser bonito ni feo….debe ser RECORDADO.

Pero a veces el destino nos juega una mala pasada cuando contratamos a un diseñador que no cumple con las reglas básicas al crear un logotipo…y ese logotipo puede ser el tuyo.

Aquí unas muestras encontradas en internet de algunos logos que no tuvieron el estudio o la estructura de un concepto y sólo se abocaron, algunos, a una imagen bonita que, como repito, sólo sirvió para el propio dueño…y el rechazo de los demás…

 

Image

Image

Image

Image

Image

 

Cómo empezar a crear tu Logotipo (…sin fumarte esa hierba…)

…No, en estos tiempos ya no es necesario buscar “una fuente de inspiración” que te haga imaginar luces, colores y sonidos psicodélicos para crear tu logotipo perfecto. Hoy en día sólo necesitas un pensamiento ordenado y un estructura de ideas que permitan pulir el concepto que buscas para tu marca o logotipo.

Bueno, si, pero cómo le hacemos?…

Image

Lo primero que debes pensar como empresario(a) o como dueño(a) de tu negocio es enfocarte de manera ordenada a la construcción de tu logotipo. ¿Estás enfocado…? entonces ahora debes recordar que:

Un logotipo va a reflejar la marca comercial de tu negocio o empresa a través del uso de la forma, color, tipos de letra e imágenes.

Bien, ahora que sabemos qué es un logotipo, debemos saber:

Un logotipo debe representar algo….

Exacto!, tu logotipo debe representar, de acuerdo al giro de tu negocio, cualidades o emociones: fuerza, habilidad, sobriedad, fantasía, elegancia, deseo, pureza, etc. Una vez que definas el concepto, pasamos al siguiente nivel:

LAS CINCO REGLAS DE UN BUEN LOGOTIPO

1.- SIMPLICIDAD

Esto quiere decir que tu logotipo debe ser simple. Mientras más simple, más poder de recordación tendrá tu logotipo en la mente de tu cliente.

2.- RECORDACIÓN

Al darle simplicidad, tu logo deberá ser elaborado de tal manera que sea recordado. Con esto reforzamos la recordación de marca.

3.- DURADERO

Ten en cuenta que tu logotipo deberá ser duradero y que no se desgaste con el tiempo. ¿Crees que tu logo funcionará de aquí a 5, 10 o 20 años?

4.- VERSATILIDAD

Un logo versátil podrá ser elaborado en cualquier medio (impreso, visual, merchandising, etc) . Debes evitar los degradados en exceso, las sombras, los difuminados, las imágenes o fotos. Mientras más lineal (nosotros los diseñadores le decimos vectores) es tu logo, más claro será a la vista de tu cliente.

5.- COMPATIBILIDAD

Esta es una regla sencilla pero eficaz. El logotipo deberá tener ese elemento que es compatible con lo que quieres mostrar. Por ejemplo, si vas a construir un logotipo para unos productos de bebé, NUNCA deberás usar un tipo de letra gruesa y fuerte como IMPACT o TIMES, porque los elementos no son compatibles y tu logotipo no tendrá ese poder de recordación ni causará esa emoción de dulzura o ternura al pensar en comprar un producto de bebé.

 

….Recuerda que una cosa es romper esquemas, innovar…y otra cosa es dejarte llevar por apasionamientos o gustos que sólo encantará a una persona…a ti.

La incomprendida Teoría del Color…

Imagen

La incomprendida Teoría del Color…

Ok, ok, ok,…… ya sabemos cómo funciona la teoría del Big Bang (gracias a Steven Hawking), ya sabemos la Teoría inmigracionista (gracias a la Miss de 5to grado…) y la Teoría de la Relatividad de Einstein es una sobredosis mental de tiempo, espacio curvo y energía…….si, pero…..y la Teoría del Color?…..

Es muy fácil, los colores nos sirven para darle un poco de psicología a nuestro cliente. Cuando pienses en un diseño, afiche o volante los colores te ayudan a darle al consumidor: alegría, tristeza, ganas (si, hasta eso!), deseo, placer, necesidad….el problema surge cuando no sabemos qué color usar.

Algo importante: No te recomiendo usar esta psicología de color en pequeño volantes de información, ya que no funciona así. Pero puedes pedirle a tu diseñador una idea corporativa usando un color específico para una campaña. Y para que tu diseñador no te ande con un rollo de filosofía policromática, aquí te dejo las principales características de los colores:

  • El color blanco: Nos cuentan que es la suma de todos los colores. En publicidad se utiliza para simbolizar la inocencia, pureza, limpieza luminosidad.
  • El color gris dará sensación de brillantez y elegancia. Pero denota neutralidad, indecisión, aburrimiento y vejez, sobre todo ausencia de energía.
  • El color amarillo, dicen que es el primer color que distingue el ojo humano.  representa fuerza, alegría, voluntad y a la vez envidia, ira, cobardía y traición. a nivel publicitario, indica PROMOCIÓN, ganga, oferta.
  • El color rojo, transmite energía y vigor, también refleja el color de las pasiones, tales como el amor, sexo, lujuria y el odio, especial para anuncios de autos deportivos y para clientes de personalidad extrovertida.
  • El color naranja estimula las emociones tímidas y tristes, ya que genera entusiasmo, exaltación, fuerza activa y energética, está relacionado con  comida a veces, por tanto podemos decir que si las paredes de un restaurante son de color naranja generará más apetito entre los clientes. También indica cordialidad, amistad…te acuerdas el logo del BCP?…esa es la idea.
  • El color azul es el color más frío de los colores pero el más atractivo, conocido como el color del infinito y de los sueños, incita  inteligencia, emociones profundas y eternas. Su simbolismo refleja belleza, generosidad sabiduría, verdad y constancia entre otros. En empaques,  el azul no cansa la vista y es especial para los alimentos congelados, ya que dan la impresión de estar bien fríos.
  • El color violeta llamado también el color de la templanza, lucidez y reflexión, está asociado a la parte emocional, espiritual profundidad y experiencia.  Se usa para transmitir melancolía, realeza, dolor, sentimientos, religiosidad entre otros. Muy femenino.
  • El color verde es muy fácil. Recuerdo que mis primeros cursos de Publicidad, me enseñaron que “Verde es esperanza”…..ufffff, muy trillado. Es muy utilizada para dar esperanza, realidad, naturaleza, vegetación, salud entre otras. Para los publicistas es excelente para demostrar frescura como los envases de frescos gaseosos a base de frutas ácidas. (Me pregunto por qué Interbank habrá optado por este color….mmmm…)
  • El color negro transmite elegancia, sofisticación, aunque al revés representa el mal como la muerte, la oscuridad, el misterio.  Es un color utilizado para gente exclusiva por tanto se utiliza en anuncios de productos costosos y lujosos.
  • El color café aplicado a la masculinidad, severo y confortable que demuestra impresión de gravedad y equilibrio, asociado a la tierra, utilizado en publicidad para anuncios de temporada otoñal.
  • El color rosa se aplica a la mujer, refleja ingenuidad, bondad, ternura, amor entre otros, ausencia de todo mal. En publicidad se utilizan para productos de maternidad, así como lo relacionado a la parte infantil.

Me acuerdo que una cliente me pidió un diseño para el día de San Valentín y quería usar el verde limón….porque simplemente le gustaba. Obviamente esa publicidad fue un fracaso.

…y ahora, que color usarás para tu logo?……..y para tus diseños?

La incomprendida Teoría del Color…

Un Blog de Carlos Cano – Diseñador Publicitario

A %d blogueros les gusta esto: